• Twitter
  • Instagram
  • YouTube
Comic Freaks

Piruetas

15 de Noviembre del 2017

Os estáis muriendo de envidia y ni siquiera lo sabéis.

 

No me gusta usar la edad de una autora como parámetro para valorarla, pero joder.

 

Joder.

 

Tillie Walden se ha sacado del bolsillo una obra autobiográfica, triste y solitaria, pero al mismo tiempo cálida y bonita. Una autobiografía con tres hilos principales: el desarrollo de la sexualidad y la salida del armario; las exigencias del patinaje sobre hielo a nivel de competición; y la llegada a la madurez gracias a la ayuda del arte.

 

A nivel gráfico, el cómic es sencillamente maravilloso. El frío azul de la grácil línea de Walden va a juego con las omnipresentes pistas de hielo, y sin embargo transmite una continua sensación de abrazabilidad, de "tranquila, niña, al final crecerás y todo saldrá bien". Los juegos con la luz amarilla y los esquemas de patinaje repartidos a lo largo de la obra son exquisitios.

 

No es necesario que una persona viva 100 años para dibujar una gran autobiografía. Tillie Walden lo ha hecho con 21 años. Y es tan emotiva y profunda como la que más. Porque el cómo lo cuentas es tan importante como qué cuentas.

 

Y Tillie Walden lo cuenta de una manera que debe hacer morirse de envidia a los artistas que la leen. Yo no soy artista, y sé que me muero de envidia.

 

Uno de los cómics del año.

  • © 2017 Comic Freaks. Todos los derechos reservados.
    Banner and logo by Sr. Esfera.
Tienen el sello de calidad Comic Freaks
  • Fan Grrrl
  • Sonora Pôdcast
  • Action Comics